sábado, 3 de febrero de 2018

El primer auto en el Espacio


Elon Musk lanza el primer auto al Espacio, pero ¿esto es legal?

El próximo martes, desde el complejo de lanzamiento espacial de la NASA en Cabo Cañaveral, la empresa SpaceX lanzará por primera vez su cohete Falcon Heavy. Este lanzamiento cuenta con dos particularidades. La primera (y más importante) es que se trata de la primera misión de prueba del cohete más grande construido por la empresa de Musk (y el más poderoso luego del Saturn V, que llevó al hombre a la Luna), cuyo destino será transportar suministros a la órbita de Marte para abastecer a las futuras misiones tripuladas.

La otra cuestión, es la inusual carga útil que llevará a bordo el cohete: un auto Tesla Roadster descapotable.


Según publicó Elon Musk en las redes sociales, «Los vuelos de prueba de los nuevos cohetes suelen incluir cargas simuladas, como bloques de cemento o de acero. Eso es muy aburrido. Por supuesto, lo aburrido es terrible, así que hemos decidido utilizar algo más inusual. Nuestra carga será un Tesla Roadster reproduciendo Space Oddity, que orbitará Marte en una trayectoria elíptica durante mil millones de años».



Ahora bien, ¿es legal lanzar un auto al Espacio? La respuesta rápida es sí. Según establece el Tratado del Espacio de 1967, el Espacio ultraterrestre, incluso la Luna y otros cuerpos celestes, está abierto para su exploración, utilización e investigación científica sin discriminación. La única limitación existente es no colocar en órbita alrededor de la Tierra ningún objeto portador de armas nucleares u otras clases de armas de destrucción masiva.

Pero el mismo tratado indica que las actividades que desarrolle SpaceX en el espacio ultraterrestre deberán ser autorizadas y fiscalizadas constantemente por el pertinente Estado Parte en el Tratado, en este caso, EE.UU. Es ese país quien será responsable internacionalmente de los eventuales daños causados a otro Estado o a sus personas por dicho objeto o sus partes componentes en la Tierra, en el espacio aéreo o en el espacio ultraterrestre.

A su vez, el Convenio de Responsabilidad detalla aún más el régimen de responsabilidad por los posibles daños causados por objetos espaciales, incluido todo lo enviado al espacio exterior por Musk, imputando nuevamente esa responsabilidad al país de lanzamiento, los EE. UU.

Es por esto que no hay impedimento para que Elon Musk envíe su descapotable a la órbita marciana siempre que, claro está, tenga la VTV, el Seguro y la patente al día.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario