lunes, 16 de mayo de 2016

Europa impulsa un cambio de paradigma en la observación de la Tierra


Compartimos un interesante artículo publicado en LATAM SATELITAL sobre el futuro de los proyectos de observación de la Tierra que impulsa Europa.




Por Guillermo Rus

En el editorial de marzo mostramos la envergadura y variedad de iniciativas y proyectos que la Agencia Espacial Europea (ESA) se encuentra desarrollando. En el resumen de este mes volvemos a poner el foco en algunas de las actividades que el viejo continente realizó en estas últimas semanas porque entendemos que están generando algo así como un cambio de paradigma en la industria, principalmente en lo que refiere a Observación de la Tierra y Navegación, al cual debemos estar atentos en la región y sobre el que hay que reflexionar profundamente.


Del 9 al 13 de mayo se llevó adelante el simposio “Living Planet”organizado por la ESA en Pragadonde la Agencia Europea expuso sus objetivos y metas, y más de 3 mil profesionales participaron exponiendo sus avances en materia de Observación de la Tierra. En su presentación durante la apertura de la jornada Johann-Dietrich Wörner, Director de la ESA, expuso los desafíos globales de Europa en materia espacial. El Cambio Climático continúa siendo una de las mayores preocupaciones y alertó sobre el creciente aumento en el nivel del mar que las misiones satelitales muestran con cada vez mayor precisión. Los procesos migratorios se sumaron a la lista de preocupaciones de la ESA, a partir de las consecuencias que Europa sufre por los conflictos en el mundo islámico. La estabilidad regional parece no tener forma de lograrse en un contexto internacional convulsionado y esto impacta incluso en la política de desarrollo espacial. Las comunicaciones, la energía, la salud, la movilidad, las catástrofes naturales y el desarrollo demográfico completan los desafíos globales expuestos por Wörner a los cuales agregó la curiosidad. Despertar la curiosidad por entender qué ocurre en el universo y cómo solucionar los problemas que nos afectan es parte de los desafíos que tiene la ESA ya que entiende que es uno de los motores del desarrollo y por ende debe estimularse fuertemente.
La exposición de Wörner abordó la cuestión del retorno a la sociedad de las inversiones realizadas en materia espacial, tema que, al parecer, se discute recurrentemente a nivel político en Europa. El retorno de las inversiones, según Wörner, se obtiene cuando la tecnología espacial llega a los usuarios a través de aplicaciones, aspecto en el cual la ESA está poniendo el foco. Sin embargo, también afirmó que se debe atender a toda la cadena de innovación, integrada por la investigación básica, la investigación aplicada, el desarrollo de tecnología, los proyectos y misiones y las aplicaciones para el mercado. Las aplicaciones se nutren de los avances científicos y tecnológicos y necesitan evolucionar para generar más y mejores usos de la tecnología espacial.




En el cierre, Wörner destacó que el espacio permite expandir las fronteras del conocimiento, inspirar, motivar y asistir a las políticas de distintos sectores. Pero sobre todo, que por cada Euro invertido en la actividad espacial, retornan seis, dado su impacto en las actividades económicas.

Esta nueva política de la ESA, impulsada fundamentalmente por el Programa Copernicus, sin duda cambia el tablero de la industria a nivel mundial. Inmensas cantidades de datos de la más alta calidad son puestos ahora a disposición libremente. Esto representa un cambio trascendental en la política de uso y distribución de los datos generados desde el espacio por parte de Europa, que sin dudas va a traer cambios en la industria. Además, sobre esta apertura, se estimula e impulsa mediante distinto tipo de incentivos, la creación de empresas de base tecnológica que desarrollen y comercialicen aplicaciones de valor agregado sobre estos datos.

La región latinoamericana debería prestar atención a este cambio y pensar cómo se acopla de forma inteligente, aprovechando lo que las potencias espaciales ofrecen, integrándose de alguna forma en la cadena de valor pero sin relegar independencia sobre la obtención de información espacial ni la capacidad de desarrollar tecnologías para generar esta información y procesarla.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario